[RETRATO] STEPHANE DE ROUVILLE, UN CAMINO APASIONANTE POR EL MUNDO

Entrevista a Stéphane Rouville, un reportero gráfico independiente que se recorrió las carreteras durante 10 años, por todo el mundo, para conocer gente nómada, el mundo de las caravanas, así como grandes balsas maderas, entre demás cosas. Una fuente increíble de la inspiración y energía que realmente quería compartir con ustedes! 

La lista de aventuras Llevada a cabo por Stéphane Rouville es larga, al igual que los caminos que sigue. Sus viajes le han llevado, por ejemplo, a mitad de camino a través de Sudán en la parte posterior de un camello; Se ha pasado un invierno con las tribus nómadas en el Himalaya indio y los acompañado por nómadas Evenki través de los ríos congelados de Yakutia, la república más frío en Rusia.

Stéphane De Rouville photoreporter

Cada viaje se realizo respetando a los pueblos, su cultura y sus tradiciones. Con la curiosidad por saber más acerca de sus movimientos, junto con los últimos nómadas, el equipo de the Hiking on the Moon fue a su encuentro.

[Hiking on the Moon] ¿Qué le hizo realizar este viaje?
Stéphane de Rouville : En general, mi deseo por viajar se relaciona con dos imágenes que me marcaron de niño. El primero, un viaje a Senegal con mis padres, que comieron con los senegaleses en el mismo plato, con los dedos. Con 14 años me pareció mágico. En la segunda imagen, son unas fotos de la mina de oro de Sierra Pelada en Brasil, tomada por Sebastião Salgado y publicado en la revista GEO. Este enorme agujero fue la mina a cielo abierto era la más salvaje en el mundo y atrajo a decenas de miles de brasileños desafortunadas vinieron a probar suerte. Al ver estas imágenes, recuerdo que pensé: “un día voy a ir.” Y cuatro años más tarde, se convirtió en el destino de mi primer viaje en solitario, que era entonces 18 años.

Altiplano bolivien vu par Stephane de Rouville

[HKG] ¿Estas imágenes también te inspiraron para viajar junto a los últimos nómadas que quedan?
Stéphane de Rouville : Después de Brasil, se encadenaron viajes, vi un montón de cosas increíbles, pero no en relación con los nómadas. Entonces, un día leí un artículo sobre las legendarias caravanas de sal que abandonaron el Salar de Uyuni en Bolivia y que quería ir. Empecé esta aventura en 2002, sin saber si todavía existían. Caminé kilómetros y kilómetros a pie y en bicicleta, visité diferentes pueblos y entreviste a decenas de personas. Siempre me encontraba con la misma respuesta: estas caravanas no han existido durante 20 años. Cuando estaba a punto de renunciar, encontré a alguien por el camino: un viejo granjero dijo, en broma, todavía había algunos RVers y uno de ellos estaba en una pueblo cercano, ¡listo para ir! Así es como me encontré al lado de don Alejo, un Llamero (criador de llamas) Quechua, el rostro curtido y la bola de coca constantemente en la boca. Por lo tanto compartimos 25 días para ir intercambiar sus 40 bloques de sal contra las patatas y el maíz, esencial para alimentar a su familia durante un año. Durante esta aventura, he aprendido algo cada diez minutos y me dijeron que era una increíble oportunidad de ser parte de una expedición!

Nomades Even, Setaphe de Rouville, Yakoutie

[HKG] ¿Cuantos viaje “en el camino” tienes ya realizados?
Stéphane de Rouville : Casi una docena de mis viajes están relacionados con el desplazamiento de la población, ya sea para el comercio o no. Tenía inicialmente Bolivia, disparador, y mi experiencia con los nómadas Changtang, en el Himalaya indio. Luego participé en una caravana de camellos que va desde Sudán a Egipto, y acompañé a un convoy encabezado por un increíble reno en un río congelado Yakutia, Rusia. Después de eso fui a Nigeria para cumplir con los pastores Fulani, Perú en caravana con dos quechua hacia una mina de sal. En paralelo, también acompañado transportadores de madera enormes balsas a bordo de las rutas fluviales en Bangladesh, Nigeria, Kalimantan (Borneo), Colombia, Perú y Filipinas, para los viajes que pueden durar semanas.

Danse guerriere par Stephane de Rouville au Soudan

[HKG] ¿Qué opina de estos viajes?
Stéphane de Rouville: Viajo porque yo no sólo quiero ver las cosas en las páginas de un libro o en la televisión. Para mí es una gran oportunidad de experimentar y observar los último testigos del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. En 20 años, todos los que ya no existen, por lo que quiero conocerlos antes de que desaparezca.
Además, estos informes son también una manera de centrarse en estas personas, su trabajo y dejar un rastro. Después de mis viajes, descanso, cuando es posible, en contacto con ellos. Les envío las fotos que hice, lo que me hace muy feliz. Poder mostrar lo que hacen con sus familias.

[HKG] ¿Cómo elige sus viajes?
Stéphane de Rouville :En Internet hay muy poca información sobre los viajes que me interesan y solo salen por el momento es una guía, ya sé que no es para mí. Yo más bien busco en libros muy antiguos, que se reúnen regularmente etnólogos o antropólogos y entonces es un poco de una intuición historia, suerte, reuniones, paciencia y determinación.

Stéphane de rouville Pêcheur Intha, Lac Inle, Myanmar,

[HKG] ¿ Cómo te preparas?
Stéphane de RouvilleAntes de cada viaje, me entero de la lengua que más se habla en el país donde vaya, esto es el requisito previo para el éxito. Las personas se sienten seguras y muy sorprendidos cuando se dan cuenta de que los entiendo.
Y demostrar que voy con buenas intenciones, les muestro fotos de mis viajes anteriores.

[HKG] ¿Cómo se adaptó al ritmo de la vida de estos pueblos?
Stéphane de Rouville : ¡Sencillamente haciendo lo mismo que todos los demás! La capacidad de adaptación es la clave para este tipo de viajes, como está teniendo buenos anticuerpos y no ser tímidos. Por ejemplo, debes estar dispuesto a tomar el té salado y comer lo mismo todos los días, durante varios meses. Por su parte, los nómadas querían comprobar que yo era capaz de mantenerme al día con ellos y así me sometieron a varias “pruebas”. Cuando quería unirse a la caravana que iba a cruzar Sudán, me pidieron que comprara un camello, me enseñaron a montarlo y también dormi a la intemperie, como ellos. Después de eso, ellos consideraron que yo era capaz de viajar junto a ellos. Su principal preocupación son sus animales y su supervivencia; en ningún caso, debo ser una carga para ellos, o correr el riesgo de poner en peligro su largo viaje.

Caravaniers Soudan par Stéphane de Rouville

[HKG] Cuando viaja, ¿alguna vez se pregunta qué estaba haciendo allí?
Stéphane de Rouville : Sí, todo el tiempo, principalmente debido a problemas con la policía. Casi siempre haga que para, les gusta burlarse “del tipo que no tiene nada que hacer allí” y, a veces (especialmente para las balsas) intereses ocultos. También pasó a encontrar a mí mismo “atrapado” en un pueblo de la costa del Pacífico de Colombia en las manos de los traficantes de drogas, a bordo de un barco contrabandistas que unen el norte de Mozambique a Zanzíbar … Pero lo que me trae de estos viajes, tanto en términos de encuentros descubrimientos, compensar totalmente los momentos de la galera.

[HKG] ¿Había un viaje quedestaque por encima de los demás?
Stéphane de Rouville : Honestamente, mis viajes eran fantásticos, porque siempre hay esta noción de maravilla en relación con lo que vemos diferentes personas y sus costumbres. Es muy difícil explicar lo que se siente después de tales experiencias. Incluso si las imágenes están ahí para expresar lo que vimos, es complicado retransmitir las emociones. Hay que vivirlo para entenderlo. Pero si realmente elegir el más significativo, diría Bolivia, ya que es la primera gran caravana en la que participé. Dejando a solas con don Alejo, junto con 29 lamas que tenían miedo de todo, hasta una liebre! Era – 20 ° C cada noche y sabíamos que estaban cerca de los pumas. Aunque tengo un quechua a mi lado, no tenía ni tienda de campaña!

Stéphane de Rouville rencontre les caravaniers au perou

[HKG] ¿Qué recuerda de sus conversaciones con ellos?
Stéphane de Rouville : Tras el contacto, me di cuenta de que, contrariamente a lo que pudiera pensarse en Occidente, su estilo de vida no tiene nada que ver con la libertad. No se mueven por elección, sino por la obligación de asegurar la supervivencia de sus familias o sus animales. A pesar de que están muy orgullosos de su cultura y el trabajo que realizan, como lo hicieron sus antepasados, entienden que sus hijos quieren un ritmo de vida diferente.
También tengo en cuenta los seres humildes, honestos, de apoyo, y profundamente humanas que me impresionaron con el perfecto conocimiento que tienen de su entorno. Ellos no han mostrado ni mapa, sin embargo, tienen un sentido del paso del tiempo y la orientación excesivamente desarrollado. También tienen un conocimiento muy especializado sobre las plantas y sus beneficios.

Radeau de bois Indonésie Stephane de Rouville

[HKG] Usted ha hablado con nosotros sobre los efectos nocivos de la tesis de la modernización en las personas.¿Han tienen éxito en la preservación de los aspectos dominantes de su cultura?
Stéphane de Rouville :Difícilmente. La cultura se perdió gradualmente a medida que la edad desaparecen. La música, las letras de las canciones, rituales o el idioma nativo. Tomemos el ejemplo de Evens de Yakutia: más joven no habla aún, pero sólo el ruso es la lengua del gobierno. Uno puede hacer la misma observación acerca de su vestido que quieren vestir de estilo occidental, en detrimento de los trajes tradicionales. Para la anécdota, todavía me dijeron que pastan en las que las temperaturas de – 50 ° C o – 60 ° C, se ponen su ropa con pieles de animales, mucho más eficaz en este caso.
En referencia a las difíciles condiciones de vida de los nómadas, es comprensible que algunos aspectos de la cultura se pierden y que las nuevas generaciones se sienten atraídos por las luces de la ciudad y profesiones menos arduos que les permiten ofrecer que que ven en la televisión. A través de mis fotografías, espero poder capturar estos elementos significativos, por lo que todo no desaparece completamente.

Salines de Maras Pérou Stephane de Rouville

[HKG] ¿Ha encontrado similitudes entre los elementos de cada pueblo?
Stéphane de Rouville : En estos “supervivientes de las empresas,” todo tiene un propósito, no existe el desorden. La pieza más pequeña de la lana se va a recuperar, se va a consumir cualquier pequeña franja de carne en el hueso. También he notado en contacto con diferentes personas que su concepto de belleza es muy diferente de la que tenemos en Occidente. Para ellos, la belleza no está relacionado con la estética, pero el lado práctico: por ejemplo, los nómadas Changtang encontrará bello monasterio moderna, hecha de hormigón y provisto de electricidad.

Otro común: cómo hacer el nudo cuando cargan mercancías en sus animales. Ya sea sujeción de la carga en los yaks en el Himalaya indio o llamas en el Perú he observado los mismos gestos. Es bastante impresionante saber que hay cientos de diferentes maneras de atar nudos. Esto nos muestra que si estas personas nómadas han logrado sobrevivir en estas condiciones, gracias a la corrección de sus acciones.

Además, todos tienen un lado muy protector. Muy contentos de ofrecer su bienvenida a un visitante, un mundo diferente, que hacen todo lo posible para que se sienta bien y no se pierda nada de su comunidad. En los raros momentos de relax, intercambiamos nuestros respectivos estilos de vida. Son curiosos acerca de mi propia, y muy orgulloso de contarme su historia y la de sus antepasados.

Por último, podemos decir que, lamentablemente, los pueblos nómadas no son bien recibidos. En Nigeria, los pastores están a menudo en conflicto con los operadores de terreno privado se debe pasar necesariamente a través de mover sus vacas. En América del Sur, no son amados a causa de su acento, color de la piel, y que son vistos como malas personas con poderes mágicos.

[HKG] ¿Cuál es su próximo destino?
Stéphane de Rouville : Sin duda, la República Democrática del Congo, siempre para ir a conocer a los pueblos aislados, como los pigmeos. Por otra parte, como el interés minero mí mucho, Congo es un destino interesante saber que este país posee el 80% de las minas de coltán, una aleación esencial en la fabricación de teléfonos móviles y ordenadores. Esta materia prima está en el corazón del conflicto que perjudica a la RDC. También hay balsas de madera. Por último, voy a tener la oportunidad de admirar los pescadores en su andamios de bambú, ¡Un poco más del viaje!

Esta entrevista se toma de 11 número de la revista Hiking on the Moon.
Para descubrir más artículos e ir con nosotros en los caminos del mundo, es la siguiente:

 

Commentaires

comments

Read this article in English

Lire cet article en Français

Vous aimerez aussi :
By using this site, you agree to the use of cookies that enhance your browsing experience on the site, helping us offer you services and information that you might be interested in, and social network sharing. I agree More details